Actores del rubro acuícola apoyan la creación de un comité para anteponerse a los efectos del cambio climático

La iniciativa fue propuesta por el programa Transforma MÁSMAR y no solo involucraría a los productores sino también a centros de investigación científica y entidades de desarrollo productivo.

En contexto de la reunión del Subcomité de Economía Circular del Programa Transforma MÁSMAR sostenida hace unos días, es que su gerente, Guillermo Molina, propuso una estrategia de vinculación entre las entidades ligadas a la investigación científica con los productores, principalmente del sector acuícola. El objetivo es traspasar los análisis y resultados obtenidos por los centros de investigación, como pueden ser la Universidad Católica del Norte (UCN) y el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), para ser aplicados directamente en las empresas productoras y así mejorar la toma de decisiones.

Una de las cooperativas que participaron en la sesión fue la M-31 (Tongoy), quienes, a través de su presidente, Juan Torrejón, indicaron que «para el sector es muy relevante que se pueda establecer esta mesa, ya que los cambios que están ocurriendo en el mar, a raíz del cambio climático, suelen ser analizados de forma muy técnica y para nosotros será realmente útil tener una bajada de estos datos para aplicarlos en nuestras faenas diarias».

Durante la sesión, el equipo de CEAZA que participó, compuesto el presidente del Directorio, Cristián Molares, por su director ejecutivo, Claudio Vázquez y Laura Ramajo, Dra. en Cambio Climático, señalaron que «es muy relevante para nosotros, sobre todo para el equipo de CEAZAMar, que este espacio se abra, para que el conocimiento científico quede incluido en la toma de decisiones. Esto también es útil para nosotros, ya que nos sirve para validar los resultados y para poder estar en contacto con los mismos productores, quienes podrán comunicarnos sus necesidades o los distintos eventos que observen y que afecten a sus respectivos sectores».

Finalmente, Guillermo Molina, gerente del programa Transforma MÁSMAR, argumentó que «estamos proponiendo esta estrategia para establecer coordinaciones en el uso de bahías, específicamente en Tongoy y Guanaqueros, con el fin de poder anticiparnos a los efectos que se están generando, y que seguramente se deben a efectos del cambio climático. Aquí se está generando una sinergia muy positiva, ya que el área científica puede aportar mucho a la labor de los productores y, por otra parte, las empresas pueden advertir de cosas que observan día a día en su trabajo en el mar. Nuestro programa busca contribuir a que estos espacios existan y sean de real utilidad para todas las partes que lo compongan, de esta forma esperamos que se conforme un grupo de trabajo permanente entre los acuicultores y científicos».

El programa Transforma MÁSMAR corresponde a una iniciativa público-privada, que ha sido apoyada por Corfo y que contribuye con la cadena de valor de los productos del mar elaborados en la Región de Coquimbo, vinculándose directamente con los pescadores artesanales e industriales. Para quien requiera más información sobre el programa, puede visitar su sitio web (www.masmar.cl) o sus redes sociales, donde se encuentra como @masmarcoquimbo.