Programa Transforma MÁSMAR da cuenta de sus avances en materia de reciclaje y economía circular

El organismo está cercano a los cinco años de existencia, en los cuales ha abordado la sustentabilidad y sostenibilidad del rubro desde distintas perspectiva.

Transformar la industria pesquera y acuícola en una actividad más amigable con el medioambiente corresponde a uno de los lineamientos estratégicos del Programa Transforma MÁSMAR que, con apoyo de Corfo, ha logrado materializar diversas acciones en colaboración con los actores del sector. Darle una tratamiento responsable a los residuos ha sido la línea fundamental de gran parte de estas acciones, que se han visto consolidadas a lo largo de los años.

Reciclaje a nivel internacional

Una muestra de aquello fue el convenio entre la Asociación Latinoamericana de Pesca Sustentable y la Seguridad Alimentaria (ALPESCAS) y la empresa norteamericana, Bureo INC. El acuerdo busca transformar 4.500 toneladas de redes de pesca en desuso en nuevos productos, cediéndolas a Bureo, en una alianza que durará 3 años y que abarcará a todos los países miembros de ALPESCAS: Argentina, Uruguay, Brasil, México, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Ecuador, Perú y Chile.

En este sentido, el rol del programa ha sido promover el trabajo colaborativo, encabezados por Osciel Velásquez, presidente de Transforma MÁSMAR y ALPESCAS, y Guillermo Molina, gerente de Transforma MÁSMAR y director del Comité de Economía Circular de ALPESCAS.

Ben Kneppers, gerente general de BUREO Inc., señaló que “para nosotros es muy importante este convenido, debido a que, luego de ocho años, ya logramos desarrollar la tecnología necesaria para poder transformar las redes en desuso en productos innovadores. Actualmente, estamos en búsqueda de ampliar nuestra captación de redes y gracias al acuerdo con ALPESCAS, podemos llegar a toda América Latina y así hacer posible esta solución positiva para los océanos. Este es un ejemplo para el mundo entero”.

Reciclaje a nivel regional

Otra arista en materia de gestión responsable de residuos ha sido el convenio que se ha generado con la Asociación Gremial de Recicladores de la Región de Coquimbo (AGRECO), que busca derivar todos los desechos plásticos de la industria pesquera y acuícola regional a las empresas asociadas a AGRECO. Para esto se han sostenido diversas reuniones y visitas entre los productores y recicladores con el fin de conocer la situación de los desechos y las posibilidades de reciclaje.

En una de esas oportunidades, Juan Torrejón, presidente de la Cooperativa M-31, indicó que “como cooperativa estamos preocupados de transformar nuestros procesos y de hallar la forma de implementar todas las acciones propuestas por la empresa ECO 360. Es parte fundamental para nosotros el trato responsable de los residuos, principalmente por el cuidado del medioambiente, ya que es nuestra fuente de sustento”.

Reciclaje a nivel doméstico

Pese a que no corresponde a uno de sus objetivos principales, promover el reciclaje a nivel de hogares es una acción inevitable cuando se busca concientizar a la población del impacto de sus desechos en el ecosistema. Con un foco especial en playas, ríos y lagos, Transforma MÁSMAR comenzó en enero de este año una campaña llamada «Limpieza Hormiga» que buscaba evidenciar el impacto que tendría si cada persona recogiera tres basuras de la arena.

Aquello evitaría la microfragmentación de las piezas de plástico, lo cual las hace de fácil ingestión para la fauna que habita en los ecosistemas marinos. En ese momento, Guillermo Molina, gerente del programa Transforma MÁSMAR, explicó que “la campaña lo que busca es trabajar en la disminución de la contaminación marina, principalmente plásticos. El impacto del plástico en el mar es bastante nocivo, ya que, además de lo visible, se genera una fracción de micro y nanoplástico, que finalmente es consumido por las especies que nosotros, con posterioridad terminamos comiendo, terminando en nuestras mesas”.

De esta manera, el Programa Transforma MÁSMAR continua trabajando para potenciar la industria pesquera en la Región de Coquimbo, con una mira circular, sustentable y amigable con el entorno.